Sunday, 29 December 2013

Feel Together


Conocí a Foolard por casualidad el día BCN Damn Modern me invitó a una showroom de moda en Barcelona en la que su personal stylist recomendaba la ropa perfecta para cada ocasión. Además había consultoras de colores que analizaban los colores que ensalzaban más la belleza de cada una.
Una vez llegué, no pude evitar enamorarme de unos pañuelos azules la mar de hermosos que colgaban elegantemente en una de las tiendas que presentaban sus productos en el showroom. Preferí no acercarme ya que pensé que me lo acabaría comprando y ese día no quería gastar. Insulsa de mí, hubo un momento que ya no pude resistirme más, me acerqué sigilosamente al maravilloso pañuelo y le pregunté a la chica que había allí por su precio y detalles. Resultó ser Anxxx, una de las fundadoras de Foolard, que me contó que cada uno de sus pañuelos tiene una historia. En concreto el que me gustaba más era de la serie Constellations, inspirado en el fin de año  2012. Además, cada pañuelo lo vendían en un elegante envoltorio y una tarjeta en la que se relata su historia. Como no, acabé comprándome el Foolard y además me sentí la mujer más guapa del mundo luciéndolo.
Foolard Feel Together

Como Anxxx y yo somos bastante parlanchinas, acabamos enzarzadas en una conversación muy amena, en la que le comenté que me gusta mucho escribir, y me ofrecí a escribirles la historia de unos de sus pañuelos si un día lo necesitaban. El pasado Octubre recibí un encargo para la serie de Navidad llamada Feel Together y ahora se puede leer en su blog; aquellos que lo compren podrán tener la tarjeta con la historia. Os invito a que visitéis la web, es fabulosa. Espero que os guste!



Y si no sabéis que regalar para Reyes, está claro: Foolard o una visita  con el personal shopper de BCN DAMN MODERN!

Feliz 2014 y que los Reyes Magos os traigan muchos regalos!
Mia

Wednesday, 18 December 2013

II Aniversario de Imaginetura

Hoy hace dos años de la inauguración de Imaginetura.!!!



A continuación, un pequeño resumen de las estadísticas del año:
Entradas: 35, la más vista sigue siendo la del Supositorio Valiente. Patchwork Imaginetureño y Love Exposure las más visitadas de este año!
Total de visitas desde la inauguración del blog: 11000!!!!!
Países que me visitan más: España, Estados Unidos, Rusia,  Reino Unido, Alemania, México, Argentina, Colombia, Ukrania y Países bajos.
Seguidores: 35. Muchas gracias por vuestra paciencia y generosidad, a algunos no os conozco pero os tengo en muy alta estima por vuestros perfectos comentarios! por favor seguid así de animados, me encantan vuestras observaciones.
Logo nuevo: 1. Aún tengo que pulir el blog para que quede mejor, prometo hacerlo el próximo año, necesito aplicar algunos cambios que tengo en mente.
Publicaciones: En el Caganòfil y en la web de Foolard (ya haré una entrada sobre ello la semana que viene).
Concursos: Finalista en el "Certamen Internacional de Microrelatos Los Alephs" con la historia Milagro Nórdico.
En resumen, un año muy fructífero. Espero poderos sorprender un poco más durante el 2014!

Feliz navidad Imaginetureña/ Bon Nadal/ Merry Xmas 

Mia

Sunday, 15 December 2013

El caganer eixerit

Hola! Aquesta semana Imaginetura porta bones notícies. Ens han publicat el conte del Caganer eixerit al unm.43 de la revista “Caganòfil”de l’ Associació d’amics del caganer. 
Els dibuixos els ha fet el meu ilustrador favorit, el R.Vicente, company d’aventures farmacèutiques.
Aquí va la historia, espero que la disfruteu!
Original publicat al Caganòfil

“Tanco els ulls. Els torno a obrir, tot segueix igual. Em tiro un pet per cerciorar-me de que no és un somni, fa bastanta pudor. Aiaiai, dec estar un altre cop a la realitat. Miro al meu voltant i, darrera d’un arbre que em tapa la visió, veig un riu de paper de plata, un pont cutrillo i quatre ovelles de plàstic. Ah es clar, el Nadal deu haver arribat un altre cop. Quin martiri constantinoplenc, és en aquest període de l’any quan passo més tortura i humiliacions que un gladiador de l’època romana. No només tothom em busca com un boig per tot arreu, sinó que un cop em troben, em miren el cul minuciosament i s’asseguren que les meves femtes siguin dignes i no facin olor. I per postres, nen que em troba, cap a la boca i dutxa involuntària.

Caganer 2.0 per R.Vicente


Em sento realment impotent, per un cop m’agradaria poder pessigar els nassos dels nens que em maltracten o amagar-me de veritat perquè ningú no em trobi. Però no, no...això és impossible. A més a més, a sobre de la venjança del suprem, perquè estic aquí com a càstig diví (però això no us ho explico, que ho podeu llegir a la vikipèdia), quan em pensava que no podia passar-me res pitjor que l’estar ensenyant el cul a tothom per Nadal, va i, sorpresa, sorpresa, la modernitat m’enxampa. Primer, apareix el Pixaner, un pallús irreverent i descarat. Després, es comencen a posar de moda un numero infinit de celebrities que fan servir la meva pose única i que es venen com a xurros. I jo què, eh? Què voleu, que la gent s’oblidi de mi?
        - Ei culet brutet, com va? Que t’has despertat amb el peu esquerre? Fas una cara de mala lluna! Que vols que et netegi? Aquest estiu m’he llegit a Rabelais i he après 52 maneres de rentar el cul hahaha – bromeja el Pixaner.
        - Calla, tita petita! Et fotaré un clatellot i t’enviaré fins a Lansarot!- el Pixaner és un gamarús, no el soporto. 
        - Va vinga, estigues content que estem a l’Advent. Ets més pessimista que un congressista eh Caganer! Mare meva...Però qui tenim aquí aiaiai ...Mira a la Caga Tiona, acaba d’arribar!-crida el Pixaner- Caga Tiona, tu si que estàs bona! Fiu Fiu! Que has estat a dieta? Se’t veu ben boniqueta.
Ai, la Caga Tiona, una altra novetat de l’any passat. Quan la vaig veure entrar a la casa, encara que sembli impossible, se’m va caure la barretina a terra. Ho vaig veure clar, era la dona de la meva vida, ulls rodonets, llavis vermells a joc amjb la barretina, la companya perfecta per la eternitat, no dormiria tranquil fins que fos meva. Però ella...impassible, per molt que la vaig intentar enamorar, res de res. Ni em va mirar. I ara, pobreta, li acaben de posar la manta. Veig els nens que s’apropen amb bastons... quina enrabiada que estic agafant! Si jo pogués salvar-la. No la pegueu més, no la pegueu!
I mentre escolto les primeres estrofes del Fum Fum Fum i l’estoven a base de bé, un gran dolor s’apodera de mi, em sento com el Peter Parker mentre es transforma en l’Home Aranya. Se’m pugen els pantalons, desapareix la tufa de fem, em puc moure! Un miracle! Després de tants anys de sofriment sóc lliure. Corro cap a la Caga Tiona, l’agafo entre els meus braços, li dono un petó torronenc, una abraçada vermella i ella em mira als ulls amb expressió de nadala. I en aquell moment ella se n’adona, és meva per sempre, estem destinats l’un a l’altre.
Caganer i Caga Tiona enamorats, per R.Vicente



I davant d’una colla de nens bocabadats, i un Pixaner amb cara de simbomba, ens convertim en el Caganer i la Caga Tiona, la parella de l’any pessebrenc. I per fi puc dir: Bon Nadal!”

Sunday, 8 December 2013

La última pelea

Llevaba años sin pensar. Por mucho que intento entenderlo, aún no sé cómo caí tan bajo por amor. Es difícil mirar atrás sin que me dé vértigo y se me retuerzan las entrañas cada vez que veo al animal en que me convertí. A veces, aunque el tiempo haya suavizado mi pasado, sin previo aviso me transformo en el espectador de una película de terror en la que me arrastro por la casa besando el suelo que Claudia pisa, recojo su ropa sucia solamente con los dientes mientras me abofetea por lento, o simplemente recibo castigos que en su momento me parecieron justos, pero que ahora los veo como meras excusas para que ella se sintiera más poderosa.
Recuerdo la furiosa alegría que sentía con cada recompensa: una caricia suya valía más que una inspiración. Un atisbo de sonrisa en sus ojos me provocaba un latigazo de deseo por todo el cuerpo. Con eso sobrevivía cualquier clase de humillaciones por semanas. En fechas especiales, durante unos minutos, Claudia se abría, era toda para mí. Esos grandes y fugaces momentos nunca los podré olvidar, y sé que un placer así no podrá repetirse.
Uno de esos días espléndidos se produjo el milagro: engendramos un hijo. Tuve mi merecido castigo por bastantes meses, pero decidió quedárselo. Cuando Alfonso llegó a nuestras vidas, el día a día no cambió mucho. Yo seguí esclavo a los extravagantes deseos de Claudia, y nuestro hijo fue creciendo acostumbrado a un día a día cruel.
Una noche, llegué a casa y la encontré con Alfonso en sus rodillas, llorando. Le estaba pegando. Al fijarme, vi quemaduras en sus pantorrillas y morados en el pecho. No dije nada, pero la imagen de Claudia pegandole no se me quitaba de la cabeza. A él no, por favor, no paraba de repetirme para mis adentros. A él no.
Esa noche no pude dormir. A mí que me haga lo que quiera pero Alfonso, es un niño, no se puede defender. Tienes que hacer algo, no puedes, no puedes, pero es que la quiero, pero yo. Pero Claudia. Claudia no me quiere, si Claudia daña al niño no me quiere. Me temblaban las manos, el cuerpo entero, sin control. Fui al baño. Me miré en el espejo de verdad por primera vez, me di asco. Lloré rabia. Vomité impotencia. Me rompí el puño contra la pared. No. No.


Saqué a Claudia de la cama “Tenemos que hablar”, pero yo no hablaba, yo gritaba desde mi centro desgarrado. La arrastré hasta la calle en pijama. Estaba desierta a esas horas, solamente había unos rayos de sol despiertos. Me daba igual todo, mi voz quería salir. “Al niño no le toques, a él no. A mi hazme lo que quieras”. Mi boca, siempre tan pequeña y sumisa, dejaba ir gritos desgarradores que aún ahora me despiertan a veces. “Al niño no le toques, a mi hazme lo que quieras”. No podía parar de gritarle lo mismo entre sollozos. “Llamad a la policía, llamadla. Ya estoy harto, no puedo vivir más así. Llamad a la policía”. Y ella mientras, por primera vez se hizo pequeñita. Me decía en voz baja que me callara, que qué dirían los vecinos. “Y a mí que me importan los vecinos. Que llamen a la policía”. Los vecinos dijeron que les despertó un disparo y gritos en la calle. Al llegar la policía había sangre en todas partes. Y yo, por primera vez en mucho tiempo me sentí libre.

Thursday, 28 November 2013

Bouillabaise XXII

Esa mañana al abrir las burbujas, me saludó la enorme nariz peluda de Luiggi, sus labios mascullando palabras sin sentido y su cuchara de madera haciéndome cosquillas como era habitual. Entonces lo supe: había llegado la hora de la verdad después de tantos meses de ebullición. A mi alrededor intuía patatas lilas maceradas con perfume de musk, huesos de gallina sarracena, uvas de anís, cebolla salada cortada a triángulos y filete de teléfono móvil, con un toque de ajo canelado. Todo aliñado con un chupito de ginebra de trufa blanca que me nublaba los sentidos. Finalmente, cuando Luiggi me sirvió en el plato, sé que quedé preciosa: en el medio yo, la cola de sirena, y a mi alrededor sus innovaciones gastronómicas de siglo XXII. Una mezcla exquisita que iba a ser el no va más de la supernouvelle cuisine.


Sunday, 17 November 2013

Mujeres

Escuchar Silvio Rodriguez me hace sentir rebelde y nostálgica y este es el resultado...

Hija. Madre veterana. Abuela primeriza. Las niñas han crecido tan rápido que no he tenido tiempo de darme cuenta. Estoy cansada. Me miro al espejo y no reconozco mi cara. Cierro un ojo, que el derecho siempre me engaña ¿Realmente soy yo? Mis pechos están vacíos, y caen ¡Cómo pasa el tiempo! Y mi vida, ¿A dónde se fue?  Mi vida la están viviendo ellas. Las niñas, ya mujeres. Marina a veces me preocupa, siempre pensado en irse, en ver mundo, pero nunca lo hace. Cada día la veo un poco más triste, y ese chico, el que le rompió el corazón, qué pena dejarlo después de tanto tiempo. Ahora que está sola nos vemos más. Le digo que se busque uno nuevo, que tenga hijos, le quedan pocos años. No escucha, solo trabaja y trabaja. Madre ¿Para qué quiero a un hombre que me destroce el corazón? A tu edad, yo ya tenía tres hijas, tres mujeres. Me mira con cara de resignación. Lucía toca el piano, es lo que yo quería más en el mundo, y se lo he dado, me siento a su lado y las notas acarician mi alma, veo sus manos e imagino que son las mías, arriba y abajo. Entonces recuerdo cuando eran niñas, las peleas, las risas y la felicidad. Pero no me entristezco, ellas son mi familia, femenina, sin padre. Solas tanto tiempo. Y yo trabajando, llegando tarde a casa, cansada con los pies destrozados de todo el día en la tienda. Sí señora, si, esta talla le queda mejor. Sí, puedo arreglarle los bajos del pantalón, no hay problema señora. Si le vendo el traje caro, le podré comprar el piano a Lucía por fin. Siempre solas. Matías murió y nos abandonó a nuestra suerte, cuatro mujeres fuertes, eso es lo que somos, como un pequeño bosque de robles. Marina, la más lista, terminó sus estudios y ahora trabajo fijo, muchas horas, pero trabaja. Núria se ha dedicado al diseño de moda, demasiado tiempo ayudándome en la tienda. Siempre seguía a su madre. Siempre probándose ropa, tomando mi maquillaje, ella quería crecer deprisa. No quiso estudiar. Las tres, mi alegría.
Ahora todo ha cambiado. Núria me ha hecho abuela. Madre, voy a ser madre, me dijo. Las lágrimas de alegría, el abrazo, la ilusión de una nueva vida. El vientre creciendo, las molestias, el no saber cuándo vendrá, los preparativos de la llegada. Todo se repite, las angustias de una madre novata. Mi miedo a hacerlo mal, vigila con la cabecita, aguántala bien, lávala. Mi leche no le sienta bien, se me corta y le tengo que dar papillas, pobrecita cómo llora Lucía, no llores reina, tu madre está aquí, la abrazo pero no para de llorar y no sé qué quiere. Le canto, la arrullo, cambio el pañal, está limpita, llora y llora y yo no sé qué hacer, me desespero. El cólico, le daré manzanilla, por fin duerme, y yo duermo también, a veces me pongo a limpiar para no perder el tiempo. Ella me necesita. Luego llegan las otras dos, tan seguidas. Casi no tengo tiempo para ellas. Cuando llego a casa se me tiran encima. Estoy cansada, pero cuando se me abrazan y me dicen te quiero mamá, mi corazón se agranda y mis lágrimas se transforman en felicidad. Recuerdos.

Tantas mujeres, y casi sin avisar aparece un nieto, un chico, una pequeña llama que enciende el amor de todas nosotras: Esteban. El niño más bonito. Cuando sonríe, todo parece mejor. A veces le abrazo y al segundo, me siento un poco más feliz, su amor se ha apoderado de mí. Le quiero proteger y dárselo todo. Estar siempre con él. Mamá, no le mimes tanto, mamá cógele del revés que le gusta más. No, a él no le gusta, lo noto. Mamá es mi hijo, yo sé lo que le va bien, no tú. No olvides que yo tuve a tres, sigue mis consejos, no están tan mal. Mamá, mira, Esteban ya llora, se pone nervioso si nos peleamos. Y luego se lo repiensa, vuelve a mí, mamá te quiero, gracias por ayudarme, ya sabes que es duro, ten paciencia. Sus tías no saben cogerle, le miran con adoración, les cuesta acercarse a él, no quieren que llore, se asustan. Los bebés solo maman y lloran bobas, no tengáis miedo. Ya se acostumbrarán y algún día les tocará a ellas, mujeres, tener sus hijos, su familia. Espero verlo, sí, mi pequeño rebaño, esto es lo mejor, es la felicidad. 

Sunday, 10 November 2013

Lo mejor que le puede pasar a un calcetín...

Todo lo parecido con la realidad es pura coincidencia...

Sabíamos que la vida de los calcetines deportivos de chico era aburrida, dura, apestosa y extremadamente peligrosa, ya que las infecciones siempre estaban al acecho. Suerte que nos teníamos el uno al otro, hermanos gemelos de nacimiento, para hablar cuando el agua limpia y el jabón milagroso entraba por nuestras fibras mientras dábamos vueltas en la lavadora, una experiencia única o cuando estábamos tendidos en el radiador hasta que nuevamente llegábamos a los pies de nuestro propietario. Aunque, Marc solamente nos debía usar para ir al gimnasio, nos utilizaba cuando le venía en gana. Y eso mismo reforzó la idea que en su día nos hicimos: la ilusión de que teníamos el título de calcetines favoritos. Pero ahora sabemos que no es cierto. Marc ni se paraba a pensar un minuto en nosotros, pobres insulsos, lo único importante para él era no tener rozaduras en los pies.

Hace poco pasó lo inevitable, y nuestra vida tomó un vuelco inesperado. Como de costumbre, nos llevó de fiesta un sábado. Cena. Copas. Chicas. Le ayudamos a que bailara, porque, para quien no lo sepa, ese es uno de los poderes que tenemos. También le dimos fuerzas para que resistiera hasta tarde sobre la pista. Le animamos a que se arrimara a la chica que le gustaba. Y nos alegramos cuando la besó. Incluso le dimos entereza necesaria para que se fuera la casa de ella a rematar el tema.
Bajar escaleras. Metro. Casa. Ascensor. Piso. Nos gusta recordar esos momentos favoritos. Se besaron más. Prácticas de sofá. Cama. Se quitaron la ropa. Él se quedó con nosotros puestos, un clásico antisexy. Sabemos que no fue su culpa, sino la nuestra. Pero es que nos gusta estar con él hasta el último momento. Enseguida se dio cuenta y se nos quitó a toda velocidad.
Caímos al suelo como unos campeones. Intentamos ligar con los calcetines de ella, tirados a nuestro lado. No nos hicieron ni caso, ya que eran de esos calcetines especiales que no aprietan los tobillos y no hablan con los de nuestra calaña.
Nos despertamos a la mañana siguiente, con el ruido de él vistiéndose a toda prisa, a oscuras. Se quería volver a casa. Vimos, horrorizados, como en lugar de tomarnos a nosotros tomó los calcetines de ella, y se fue. Abandonados por un treineteañero resacoso al que teníamos cariño.
Nos quedamos a oscuras casi todo el día, atemorizados, en un suelo extraño y frío. Nos sumimos en un triste y profundo sueño. La pérdida de nuestra masculinidad no nos sentó bien. Estuvimos días repitiendo nuestros últimos momentos juntos con nuestro antiguo amo, por tal de entender el porqué de nuestro abandono. ¿Cómo pudo irse sin agradecer los últimos meses de camaradería, los momentos de sudor en el gimnasio, o las largas noches de fiesta? Todo olvidado por ir con prisas. Una lástima, formábamos un buen equipo.
Los días que siguieron al abandono aún están muy borrosos en nuestras memorias. Sabemos que nos pusieron una lavadora, ya que ahora apestamos a suavizante de chica. Luego, fuimos a parar a una especie de paraíso del que habíamos oído hablar pero al que no creíamos que iríamos a parar nunca: al mítico cajón de ropa interior femenina.
La vida en el cajón no es tan mala como decían algunos colegas. Desde que vivimos aquí, estamos rodeados de tanguitas sexys y simpáticos, braguitas de abuela para los malos días, sujetadores push up, sujetadores deporte, camisones de punta, calcetines rosas y medias variadas. En realidad, nos hemos hecho bastante amigos de unos sujetadores deportivos negros encantadores, ya que nuestra nueva propietaria nos lleva juntos al gimnasio y nos lava y tiende a la vez, y es lo que se dice…el roce hace el cariño.
No nos quejamos de nuestra nueva vida. Además, con nuestros poderes puede que un día podamos ayudar a nuestra nueva propietaria a ligar en el gimnasio o en una discoteca, que es más parada que un click de playmobil en un garaje, y es que se lo debemos: nos ha adoptado y nos está tratando la mar de bien.

Sunday, 20 October 2013

Forests

 Since I arrived to New Zealand I have been observing the forests.  Apparently they are calm and very old.  Contrary to the European ones that I know so well, when I walk through them I do not get recognition; I do not feel the fairies touching my skin as I am used to. It is the first time that I am not welcome and this surprises me. I understand that they are older forests that are used to being alone. They do not have fairies; they have their own magic that I yet have to learn.



I decide to visit as many forests as I can so they get to know me better. I sit in an area surrounded by trees, I close my eyes and I let the flow come to me and teach me the unknown secrets of the land. Little by little start to get old images of healthy forests before humans arrived. I smell the wood and the old fragrance of forgotten ferns. I hear the foreign noises. I see the vivid colors that used to live in the land. I feel the sadness of the loss of the old trees, the tallest in the country, the fathers of the forest. At night, I dream with new tonalities of green that I have never seen before.
I am in the forest again, I need to know more. This time, I lie next to a little lake hidden in one the oldest bush of the country. Between the small wind waves, I hear a voice calling me. I open my eyes. A beautiful white flower that I have never seen before is in front of me. The essence of musk and honey surrounds me. The white flower has big red lips that open and close slowly while she talks in broken English. I want to make sure that I am awake, but I am afraid that if I move, the flower will stop talking and the moment will be gone. Use water wisely we need it, use water wisely we need it, repeats slowly, over and over again, louder and louder every time. My ears are about to burst with the flower’s anger. She stops. She disappears. I wake up from a strange dream that was a reality.
Once at home, I cannot stop thinking about my strange experience. I realize that we are really wasting the water, as well as committing massive destruction of the land. No wonder the forest is angry. One in my hostel, I read the eco¬friendly instructions for the first time: use shorter showers, we need the water. Do not complain about the rain, you are in the rain forest. Rain is a present. Everybody knows the problem but nobody gives a solution. Nobody wants to take action.
I go to the big cities, I sit in the busiest areas and the only thing I hear is cars. My body aches, I yearn for more forests. Suddenly the most unexpected happens. The city talks to me. I hear that they are forming an alliance with the forests. The battle will begin soon.                                 
                


Monday, 7 October 2013

Imaginetura en la Tierra Media

Esta entrada está dedicada a Ivan Vestrus ...

«Tres anillos para los reyes elfos bajo el cielo.
Siete para los señores enanos en casas de piedra.
Nueve para los hombres mortales condenados a morir.
Uno para el «Señor oscuro», sobre el trono oscuro
en la tierra de Mordor donde se extienden las Sombras.
Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos,
un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas
en la tierra de Mordor donde se extienden las sombras».
J. R. R. Tolkien, El Señor de los Anillos



Mia era una chica a la que le gustaba el mundo de la fantasía. Siempre le habían dicho que le pasaría como al Quijote. Deja de leer o te volverás loca. Deja de leer que se te quemará la retina. Deja de leer que te quedarás calva. Pero ella insistente, siempre leyendo como un ratoncito.
Uno de sus libros favoritos fue el Señor de los Anillos, al que descubrió por casualidad un día de verano. Se pasó las vacaciones bebiendo de él. Su hermana pequeña, la Paulaka, sufrió interminables tardes de siesta en las que Mia le releía los mejores parajes y luego se pasaban el resto del día luchando entre ellas, Mia era una elfa y la Paulaka un horrible troll.
Más adelante, Mia descubrió los juegos de rol gracias a su primo de Zumosol y al Vestrus, su fiel compañero de esos tiempos. Se pasó tardes haciendo de hobbitt peluda que nunca ganaba nada, rodeada de adolescentes borrachos que querían matarse entre ellos. Y todo gracias a Tolkien.
Un buen día pasó lo inevitable, después de tanta fantasía y tantos mundos inventados, estos se hicieron realidad. Mia se teletransportó a ese otro mundo, a la Tierra Media, gracias a su teléfono móvil, unas palabras mágicas secretas y una dosis de imagineturolico intratecal. Allí, pudo ver con sus propios ojos las casitas de los Hobbits en Hobbiton...













Se sentó en el banco de Frodo y Bilbo, más tarde se tumbó bajo el árbol de la fiesta. Luego fue al pub y se tomó algo parecido a una cerveza...





Más adelante se congeló en las montañas nubladas camino a Isengard...


Se perdió en el bosque de Fangorn...




Intentó ver elefantes en Ithilien pero no encontró ninguno...


Tampoco encontró a los Argonath, pero si el río que llevaba a ellos...



Después de tanto tiempo allí,  Mia llamó demasiado la atención, o sea que tuvo que transformarse en enana...

Pero la descubrieron enseguida y tuvo que luchar por el bien en su forma verdadera de montaraz.





¡Gracias Mia por salvarnos a todos, vuelve pronto a Barcelona!




Tuesday, 1 October 2013

Love exposure

Estos días me siento en paz con el universo. Aún me estoy preguntando por qué y no obtengo una respuesta lógica, pero es igual, intento aprovechar estos preciados momentos para escribir y devolver la energía positiva al mundo a través de Imaginetura. Por tal de celebrar este sorprendente estado de nirvana, hoy por vez primera voy a recomendaros una película.

Imagen 1. La chica

- Pero Mia, estás loca, esto es un blog de historias imagineturadas, no de reseñas de películas. No estás siendo coherente con tus seguidores. – esto es lo que creo que me diría mi profesor de narrativa.
- Me da igual –respondería yo con voz emocionada- es una película tan buena que mis seguidores me agradecerán para siempre que se la haya recomendado.
- Haz lo que quieras, pero que sepas que al lector no le gusta ser engañado.
- Todo irá bien. Y si tú no la has visto, deberías hacerlo lo antes posible.- respondería yo con voz de Rottenmeier.
-Estás siendo muy lenta en presentar la acción,  ya estás en la mitad de la entrada y no sabemos de qué película se trata. El lector habrá perdido la atención hace eones.
-Ahora va, que tienes menos paciencia que un peatón esperando a cruzar la Diagonal.

Esta película merece todas las alabanzas del mundo. Estoy tan segura, que lo voy a gritar a todo trapo con mi voz de soprano cuando pase el siguiente camión de basura, que es exactamente…ahora!  “¡¡¡¡¡Mirad Ai no mukidashi!!!!!” ahí va el vídeo (por cierto  debido a la emoción del momento y a mi inexistente japonés lo he pronunciado mal pero creo que a mis amigos de la recogida de basura no les importará mucho):

Vídeo 1. Mia gritando al camión de basura. Espero que se vea bien.

“Ai no mukidashi/ Love exposure/ Exposición de amor” es una película japonesa dirigida por Sion Sono y estrenada en el 2008. La conocí a través de un baño que exhibía el cartel promocional. Me pareció bastante curioso, hice una foto del cartel y en cuanto pude la conseguí. Tiene una duración de cuatro horas, que en realidad se sienten como unos minutos ya que es tan intensa que mantiene al espectador pegado al asiento hasta el último segundo.
Ai no mukidashi no es solamente una historia de amor. En ella se presentan diferentes temas muy dispares de forma profunda y elegante: las religiones, el amor paternal, las perversiones, la transexualidad, la violencia, la psicosis todo mezclado con sentido del humor de forma constante. Los ingredientes perfectos para que sea agradable a todo tipo de paladares.

Al leer la biografía de Sion Sono me doy cuenta que no es solamente director de cine, sino que también es poeta. Y es que Ai no mukidashi es un poema visual de belleza constante que os dejará gratamente sorprendidos.
¡A la espera de vuestros comentarios sobre la peli!
Mia

Tuesday, 24 September 2013

Nit de correfoc

Aquesta entrada està dedicada als incondicionals del correfoc: Rosita, Maria, David i Cristina. 

Sóc un diable. Estic a les portes de l’infern. Aquest cop s’obren a Barcelona, on m’han dit que la gent intenta aturar la nostra invasió de la ciutat. Surto per les portes i tot és fosc. El foc em rodeja, i la música d’uns rítmics tambors no para de sonar forta i constant. M’arriba una olor a sofre i por que estimulen la meva maldat.

    
Imatge 1. Un dels meus germans infernals. Gràcies Maria per la foto

Imatge 2. Tambors infernals. gràcies David per la foto!


Sento que els meus germans estàn preparats i comencem a correr contra la excitada multitud que ens espera,  coberta amb mocadors i roba vella. Primer els dracs els hi cremen el cul, per donar-lis una lliçó. Després és quan ataquem nosaltres i els hi tirem bales de foc mentre els perseguim com bojos pels carrers.



Imatges 3 i 4. Dracs cremant el cul. 

Hi ha molt gent que ens intenta parar però no serveix de res, sempre ens obrim camí. La por al foc és més forta que la por a que invaim la ciutat. I passa com cada any, ens fem els amos i el centre de la ciutat en converteix en el centre del mal, la nostra casa d’estiu.

Imatge 5. Més dracs 


Com cada any, cop passa la nit tornem a casa, però he decidit que aquest any em quedaré a fer entremeliadures. Tremoleu i salteu barcelonins!!!


Imatge 6. Barcelonins cagats de por


Sunday, 8 September 2013

Besos robados

Cuando conocí a Bernard, en una conferencia de energías renovables, su mirada fue lo primero en llamarme la atención. Tenía unos ojos con los que desprendía un carisma tal que siempre tenía gente a su alrededor. A pesar de su edad, se mantenía muy bien, vestía ropa a medida y tenía un porte atlético atractivo.
Durante la conferencia una amiga común nos presentó. Una noche se unió a nuestro grupo, Bernard siempre tenía anécdotas amenas que contar, y dominó la conversación desde el principio. Se sentó a mi lado, y de tanto en cuando rozaba mi brazo como sin querer. Y su roce encendía un fuego en mí que no sabía que existiera. Fue una extraña noche, que enterré en un lugar seguro de mi corazón.
Seguí con mi controlada y feliz existencia hasta tres años después. Estaba sentada leyendo en un bar situado en la rue du Bac,  justo en el centro del romántico París. La puerta de se abrió y allí estaba Bernard. Cuando le vi entrar,  con su hipnótico caminar y su sonrisa de miel, me puse en tensión al recordar el tacto de su piel contra la mía.
Al contrario de lo que me pensaba, se acordaba de mí. Me saludó efusivamente y se sentó en mi mesa. Resultó que ambos íbamos a la cumbre de materiales reciclables, él como ponente y yo como representante de mi Universidad. Mientras charlábamos, se sentó a mi lado, y me enseñó unas fotografías de un edificio que había diseñado, mientras lo hacía, me miró fijamente, acercó sus labios a los míos y me besó. Una extraña corriente eléctrica recorrió mi cuerpo y me paralizó durante unos segundos. Aunque reconocí que sentía atracción por él, me di cuenta que no tenía derecho a besarme sin mi permiso, sin haberme dejado tiempo de pensar si me convenía o no. Un extraño vacío se apoderó de mí y de allí brotaron las palabras: besos robados.

Bernard me acababa de robar un beso, de eso estaba segura. Después del shock inicial, le dije a Bernard que me esperaban en el hotel y le dejé allí, ante su ordenador y con cara de pocos amigos.
Decidí perderme por las laberínticas calles de París mientras pensaba en lo que acababa de ocurrir. Bernard me gustaba, pero no como para dejarle que me robara un beso. No podía ser, quería que me lo devolviera, pero no sabía cómo. Entré en diferentes foros de internet, en los que recomendaban que ante el caso de un beso robado el mejor remedio era aspirarlo del ladrón, pero eso significaba que mis labios debían volver a tocar los suyos. En la web decían que lo mejor era hacerlo en un lugar público para evitar represalias.
No fue difícil encontrar el momento. Fui a escucharle a una mesa redonda. Me armé de valor y justo diez minutos antes de que terminara me levanté. Me dirigí a la mesa, me puse ante él y ante la mirada de todos los presentes le contra besé. Una vez me cercioré que volvía a tener mi beso, me giré tranquilamente y salí de la sala.
Al rato, me di cuenta que el beso recuperado tenía sabor a pasión descontrolada. El beso me contó que mientras estaba con Bernard había descubierto que éste se había arrepentido de no haberme pedido el teléfono hace tres años. Cuando me vio sentada en aquel bar de la Rue du Bac se alegró tanto que no pudo evitar besarme.
Fue entonces cuando decidí que sí que quería besarle. Esperé a que acabara la ponencia para hablar con él. No hicieron falta palabras, en cuanto nos miramos supimos que queríamos un beso de verdad.


Tuesday, 27 August 2013

Asociación Mundial de Amigos de los Baños (AMAB) – especial Nueva Zelanda 2013

Nueva Zelanda era una gran desconocida para la AMAB hasta que Hundertwasser, el gran Artista austríaco, diseñó unos urinarios en Kawakawa. Hundertwasser sostenía que los baños eran como templos de meditación y que no había nada mejor en el mundo que el poder reflexionar sentado mientras el cuerpo se preparaba para una gran deposición. Este es el tipo de pensamiento profundo que la AMAB quiere difundir, por eso hemos escogido este maravilloso país para realizar el tour anual 2013 que sabemos no os decepcionará ya que los neo zelandeses tienen una gran tradición urinaria.
Alojamiento y dietas están incluidos en el precio del tour, así como desplazamiento en mini bus y guía turístico de lujo, que este año será nuestro apreciado Simon Culowell. Simon es presidente honorífico del AMAB y residente de Nueva Zelanda desde 1982, por tanto un gran especialista del lugar que nos ha informado que tiene un sinfín de anécdotas escatológicas para compartir. Todas las visitas incluyen tiempo suficiente para poder disfrutar plenamente de las instalaciones.
El itinerario, diseñado por Simon y Ann Oyass, la secretaria de la asociación, es suficiente para visitar los baños más representativos del país así como algunas zonas de interés local de los alrededores. Los primeros cuatro días se visitará la isla del norte y luego la isla del sur.
Día 1: Llegada a Auckland, cena en el hotel Pipirrón con comida alta en fibra, para que podamos ir bien de vientre durante todas las vacaciones y así disfrutar al máximo de nuestras visitas. 

Imagen 1. Detalle de los baños de mujeres de Kawakawa. 
Día 2: Visita a los baños de Kawakawa, a tres horas al Norte de Auckand, uno de los más bonitos que se pueden ver en el país. La visita incluye una charla sobre el artista Hundertwasser y sus creaciones, así como uso gratuito de las instalaciones.
Día 3: Cambridge Superloos, no se pierdan los súper lavatorios de Cambridge, famosos por su gran amplitud entre compartimientos y limpieza extrema. Para los que quieran cambiar de aires, Cambridge está muy cerca de Hobbitton y si lo desean se puede hacer una visita especial al lugar donde se grabó la película del Hobbitt.
                                                                       Imagen 2. Exterior de Cambridge Superloos. 
Día 4: Orakei Korako, zona volcánica de Géysers, piscinas de barro y lagos de aguas termales. Tienen los urinarios más modernos del país así como los nombres más originales. No perderse el detalle de que si vemos a alguien ensuciando  y lo denunciamos nos pagarán 200 dólares o sea que os recomendamos estar atentos durante la visita. Es un lugar perfecto ya que reina un olor a azufre de gran bouquet.
Imagen 3. Baños modernos de nombre original

                                                                                     Imagen 4. para l@s cazarecompensas 

Día 5: Traslado a la isla del sur y visita del Burman’s centre, en el que hay decoraciones con huesos de animales. Podréis apreciar el nivel de reciclaje del país ya que el cuerno de un ciervo sujeta el papel higiénico.
Imagen 5. A ver quién ve el cuerno de ciervo del Burman's centre

Día 6: Llegada a Wanaka, y visita obligada a Puzzle world, una maravilla para los sentidos. El fresco de unos baños romanos hará las delicias de nuestros esfínteres, ya que parecen reales. Además, el centro está dotado sentaderos de fantasía y cuadros en los que entretenerse mientras se está en el cubículo. Para los que tengan tiempo, se puede organizar ir a esquiar ya que Wanaka está en el centro de la zona de esquí.
Imagen 6. Fresco de baño romano, los asientos son de verdad. 
 Imagen 7. Funky bathrooms. 
Imagen  8. Cuadros de gente desnuda en el revés de la puerta 

Día 7: Queenstown, preciosa ciudad de montaña con sobredosis de adrenalina para las féminas del tour, ya que tendrán que colarse en meadero masculino para poder apreciar las artes que reinan en el hotel Sofitel, situado en el centro de la ciudad. Experiencia tan excitante como subirse a un tiovivo en dirección contraria. Para cenar recomendamos ir al famoso Fergburguer a tomarse una deliciosa hamburguesa con mucho picante para así poder ir de vientre bien antes de subir al avión en nuestro último día.


                                                         Imagenes9/10. Baños masculinos en Queenstown.

Día 8: Queenstown y vuelta a casa. Finalmente, después de desayunar a base de sandía, sopa de apio y dos litros de agua, visitaremos los baños públicos más originales para así tener un final de aquello más placentero.
                                                 Imagen 11. Baño mixto para los que ya no pueden aguantarse más.

Desde el AMAB esperamos que les guste el itinerario y que decidan apuntarse a un viaje que será inolvidable para el resto de sus vidas. Para información de precio y reservas contáctenos en cacaculopedopis@wc.com